cambio clima

El organismo de la ONU presenta hoy en Estocolmo sus proyecciones actualizadas sobre el impacto de los gases de efecto invernadero, como el CO {-2} , en la temperatura y océanos del planeta

Un aumento del nivel del mar que duplica las estimaciones anteriores es uno de los aspectos clave del quinto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC por su sigla en inglés), que se presentó en Estocolmo.

El grupo también afinó las cifras sobre el aumento de la temperatura del planeta y la relación de este fenómeno con la actividad humana.

«El reporte de 2007 decía que el aumento del nivel del mar hacia 2100 sería de entre 18 y 59 centímetros, pero no consideraba toda la dinámica de las capas de hielo. Ahora hemos mejorado la estimación y los nuevos valores van desde los 29 a los 96 centímetros», dice a «El Mercurio» Sebastian Mernild, glaciólogo del Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS).

El profesional es uno de los redactores del capítulo dedicado al derretimiento de los glaciares que incluye el informe del IPCC.

«El aumento en el escenario más extremo es de casi un metro, pero todo dependerá de los cambios que experimente la atmósfera debido a la emisión de dióxido de carbono. A mayor cantidad, más se calienta la atmósfera y eso impacta en los glaciares».

El aumento del nivel del mar, explica, no sería general sino que habría variaciones locales. Así, en algunos lugares podría incluso descender, como en las zonas de glaciares. Esto porque al mismo tiempo que el glaciar se retira, la superficie del suelo se levanta lentamente. «Es como cuando se pone la mano sobre una esponja y luego se retira. Lo mismo le pasa a la Tierra».

En cuanto a las estimaciones para Chile, asegura, en el peor de los escenarios el nivel del mar aumentará entre 40 a 50 centímetros, mientras que en uno menos severo sería entre 30 a 40 cm.

La temperatura global es otro de los temas abordados por el informe. La proyección a 2100 es que la media aumentará hasta en 4,8 grados. En el escenario menos pesimista el incremento podría ser entre 1 y 1,5 grados.

El caso más extremo es el que se prevé para el Ártico, donde la temperatura podría aumentar en los próximos 87 años hasta más de 10 grados centígrados. «Allí se está calentando más que en cualquier otra parte», dice Mernild.

Para Chile, el futuro es menos terrible. El aumento previsto va de 3 a 4 grados Celsius, mientras que en el escenario optimista no llega más allá de un grado.

El informe también reconoce que en los últimos 10 a 15 años, la temperatura global aumentó menos que en los años previos debido a variables como el fenómeno de La Niña, que ha enfriado la atmósfera inferior.

No obstante, Mernild cree que lo mejor es ver el escenario a largo plazo (80 a 100 años) y allí los modelos indican que la temperatura seguirá subiendo.

Roberto Rondanelli, investigador del Centro de Ciencia del Clima y Resiliencia de la U. de Chile, advierte que hay que tener cuidado con las explicaciones que rápidamente nuevos estudios dan para este «hiato climático», como que todo el calor se estaría concentrando en los océanos, pero que es una situación temporal.

Este se ha transformado en el argumento favorito de los que defienden la hipótesis del cambio climático, opina Rondanelli, pero cree que hay que ser cuidadosos. «La ciencia no trabaja a escalas tan rápidas (algunos estudios han obtenido conclusiones a partir de datos de tres o cuatro años) con un sistema como el mar, que responde en forma muy lenta».

Fuente / El Mercurio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.