PanAust

Presidente ejecutivo para Sudamérica de PanAust -socio australiano de la estatal en el proyecto- dice que soluciones combinadas de energías renovables pueden suministrar hasta el 92% del requerimiento diario de electricidad para una mina mediana

Un triunfo importante pueden anotarse los desarrolladores de Energías Renovables no Convencionales (ERNC) si fructifican las negociaciones para que el proyecto minero Inca de Oro -joint venture entre la australiana PanAust (60,45%) y Codelco (39,55%)- opte por energía solar para abastecer de electricidad a gran parte de sus operaciones.

Inca de Oro es un yacimiento de mediana minería que Codelco licitó internacionalmente, tomando el control la empresa australiana. Esta compañía lo describe con una mina de un alto potencial para la extracción de cobre y oro, sin embargo, se avanzó más lento para mejorar la ingeniería del proyecto y, en paralelo, conseguir un contrato de energía competitivo.

Sobre este último punto, el presidente ejecutivo para Sudamérica de PanAust, Francisco Tomic, destaca que buscan fórmulas novedosas para la industria: apostar fuerte por las ERNC. “Hemos avanzado bastante en soluciones solares para entregar energía al proyecto”, dice el ejecutivo, ex Codelco.

Es una alternativa poco común para la minería, dada la intermitencia de estas tecnologías en la entrega de electricidad para una industria que opera las 24 horas del día. ¿Es factible? “Sin duda. La energía solar, vía la tecnología photovoltaica (PV) o de sales concentradas (CSP) ofrece soluciones cada vez más atractivas llegando a cubrir, en algunos casos, hasta el 92% del requerimiento diario de energía. El resto puede ser complementado inteligentemente vía el sistema eléctrico”, responde Tomic.

Según calculan en la industria, una planta solar convencional -paneles fotovoltaicos- opera entre ocho y 12 horas al día, lo que sumado a otro tipo de energías solares que usan sales -que permiten que la central siga operando un tiempo luego de escondido el sol- entrega mayor seguridad de suministros para faenas medianas. Para el resto de las horas, las compañías pueden acudir al mercado spot, sin necesidad de contar con contrato.

Construcción comenzaría en 2016

Pese a que durante el año pasado trascendió que esta iniciativa “estaba muerta”, Tomic aclara que nunca fue desechado por la firma y que sólo optaron por mejorar la ingeniería de la iniciativa. Lo que es claro es que, en un comienzo, PanAust estimaba para 2014 el inicio de operaciones, año en que todavía están en los estudios.

“Si se toma la decisión de inversión a fines de este año, la construcción comenzaría alrededor del 2016″, responde el ejecutivo.

“Estamos analizando distintos escenarios de extracción. Hemos visto rangos que van de las 18 millones de toneladas por año a las 9 millones de toneladas por año. Estamos haciendo la ingeniería de factibilidad por lo tanto aún no definimos como lo haremos definitivamente”, agrega.

Cuando se presentó el proyecto, la compañía declaraba que Inca de Oro tenía un potencial para minería convencional a rajo abierto y una operación de flotación para una producción anual de unas 50 mil toneladas de cobre y 40 mil onzas de oro en concentrado.

La Segunda

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.