aimpuestoverde

¿Es bastante aceptar el cobro de 5 dólares por tonelada de CO2 que emitimos a la atmósfera? ¿Qué impacto va a tener la reforma sobre los precios finales en el sector energético? ¿Quién va a asumir los costos? ¿Se encuentra Chile preparado para una reforma que incluya medidas ambientales como los impuestos verdes? Esta y otras interrogantes fueron abordadas en el panel «Reforma Tributaria, una mirada ambiental», realizada por la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

El debate ha contado con la participación de Alfredo Sfeir, economista ambiental y ex candidato presidencial, Marcelo Mena, ministro (s) del Medio Ambiente y Gonzalo Polanco, abogado y académico de la Universidad de Chile. Los llamados impuestos verdes fueron el tema central del encuentro académico.

«La reforma incluye por primera vez en nuestro país, impuestos verdes, por lo tanto, es un avance en la agenda de equidad ambiental. Pero, además, da señales de cómo abordar los proyectos nuevos de generación eléctrica, reconociendo el valor y el daño que la contaminación tiene en la calidad de vida de los chilenos. Si no reconocemos los impuestos verdes estaremos subsidiando la contaminación», señaló Marcelo Mena en su intervención. 

Impuestos verdes

Se trata de impuestos a las emisiones globales como son las de C02, para apoyar los esfuerzos internacionales por disminuir los efectos del Cambio Climático y emisiones locales como SO2, NOx y MP que considera costos sociales de la contaminación. Estos incluyen un impuesto a la importación de vehículos a petróleo diésel, de acuerdo al rendimiento urbano expresado en km/lt, con el objetivo de penaliza los vehículos menos eficientes y más contaminantes.

«Este impuesto verde no afecta la tarifa eléctrica, reduje emisiones y recauda dinero fiscal, por lo tanto, lo consideramos un instrumento balaceado y que gradualmente permitirá a la economía adaptarse a estos cambios y es el comienzo de un camino sin retorno un desarrollo más sustentable para Chile», aseguró la autoridad ambiental.

Por su parte, Alfredo Sfeir, fue categórico en señalar que la reforma tributaria y en especial las variables ambientales, deben señalar con certeza que van por el camino de una sociedad más sustentable. «Estos impuestos verdes, por ejemplo, deben tener un nivel que permita un cambio tecnológico y un cambio en la composición de los factores, para que nos mueva a un desarrollo económico verde real. Pero que una reforma tributaria incluya el concepto de sustentabilidad ya es un gran avance y sería un desastre sacrificarlos. Por eso el gobierno tiene el deber de explicar lo que significan los impuestos verdes como un incentivo positivo, porque a mayor efectividad ambiental disminuyen los costos de producción», indicó el economista ambiental.

http://www.mma.gob.cl

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.