asist

Proyectos sometidos al SEIA sumaron US$ 7.242 millones. Se trata de 171 iniciativas de inversión

La desaceleración que afecta a la economía chilena desde la segunda mitad de 2013 se está dejando sentir con fuerza en el volumen de inversión privada este año.

De acuerdo a un catastro elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), en el segundo trimestre de este año el número de iniciativas ingresadas a tramitación en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) disminuyó 33% con respecto al mismo período del año pasado, desde 257 a 171 proyectos. Respecto de los montos involucrados, la caída es aún mayor, alcanzando el 62%: entre abril y junio ingresaron al trámite proyectos por US$ 7.242 millones frente a los US$ 18.897 millones del mismo lapso de 2013.

De los 171 proyectos sometidos al SEIA, 140 fueron aceptados a trámite para evaluación (US$ 6.652 del total de US$ 7.242 millones), y 31 fueron rechazados, desistidos y/o no admitidos a tramitación.

Por sectores, Energía registró el mayor monto ingresado al sistema, con US$ 5.507 millones, equivalentes al 76% del total de inversión ingresada, de los cuales US$ 5.249 millones fueron aceptados a tramitación. Le sigue el sector minería, con US$ 993 millones (13,7% del total), de los cuales US$ 890 millones fueron aceptados.

Aunque las cifras del segundo trimestre marcan una mejoría respecto de lo observado en los tres primeros meses del año, para al gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, las cifras son “sintomáticas del efecto de la desaceleración en la inversión”, mostrando al primer semestre un desempeño inferior al de los años anteriores. “Tanto en número de proyectos como en montos los datos muestran que la primera mitad del año es mala en relación a los tres años previos. Esto tiene mucho que ver con la desaceleración de la economía y preocupa respecto del futuro, ya que el hecho de que estén ingresando menos proyectos y por menores recursos implica que hay menos intención de invertir hacia futuro, considerando que la tramitación ambiental tarda a veces tres años en completarse”, afirma.

Proyectos en energía

Hurtado añade un motivo adicional de preocupación: el elevado número de proyectos ingresados y montos asociados al sector Energía, en circunstancias que ya existen, a su juicio, grandes inversiones aprobadas pero no ejecutadas, por montos similares, que permitirían cubrir las necesidades energéticas.

“Hay muchos proyectos aprobados que no se ejecutan, o que están paralizados, y se siguen introduciendo nuevos proyectos. ¿Cuál es el objetivo, ingresar muchos proyectos a ver si logra materializarse alguno? Es preocupante, porque no se trata de iniciativas que necesariamente hagan falta, hace seis meses ya había proyectos aprobados suficientes para satisfacer la demanda a futuro”.

Aprobados

En el segundo trimestre, 129 proyectos de inversión fueron aprobados en el SEIA. Se trata de un descenso de 40% en relación a igual período de 2013, cuando se aprobaron 216 proyectos. Por montos, en cambio, la inversión involucrada es en 20% mayor (US$ 6.034 millones versus US$ 5.038 millones) respecto de un año atrás.

Considerando solo los proyectos aprobados, el segundo trimestre (129), el tiempo de tramitación alcanzó un promedio de 11,9 meses, por encima de la media de 10,1 meses registrada en los últimos 10 años. Algunos de los sectores que se encuentran sobre ese promedio son el agropecuario (17 meses), grandes proyectos inmobiliarios (16,1 meses), e infraestructura en transporte (16 meses)

La Tercera

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.