planta

Alumna de Ingeniería UC fue distinguida en evento que se realiza en la ciudad griega de Heraklion. Su investigación de la planta nativa “Puccinellia Frigida”, que crece en el Valle de Lluta y que es capaz de absorber las altas concentraciones de sales disueltas en el cauce nortino, en particular el boro, fue destacada por los científicos

La investigación realizada por la alumna de ingeniería hidráulica y ambiental de la Universidad Católica, Consuelo Rámila, para determinar las propiedades de la planta nativa “Puccinellia Frigida” en la descontaminación de altas concentraciones de sales presente en el río Lluta, como el boro, fue premiada en la Conferencia Internacional de Fitotecnologías 2014, organizada en la ciudad griega de Heraklion.

La referida contaminación que afecta el cauce de la Región de Arica y Parinacota impacta particularmente la producción agrícola de la zona. El Lluta es una de las mayores promesas para el crecimiento de Arica y Parinacota, una región estratégica para Chile con un potencial de desarrollo sustentable todavía por explotar.

El evento científico, que reúne a los mejores proyectos en el uso de plantas como tecnologías para ayudar a abordar los desafíos ambientales, destacó el alcance internacional de la iniciativa y su aporte a mejorar la calidad de las aguas de forma sustentable.

La investigación de Consuelo recoge la experiencia del equipo de investigadores UC asociados alCentro de Desarrollo Urbano Sustentable en el valle del río Lluta, que se encuentra próximo a la frontera con el Perú, donde las altas concentraciones de sales disueltas en su cauce, en particular el boro, limitan los cultivos y la valorización del suelo y agua.

En el marco de la conferencia, la alumna expuso cómo las semillas de la plantafueron cultivadas en laboratorio, y el proceso en que se realizaron las pruebas con diferentes concentraciones del elemento químico, observándose en la especie una alta capacidad de absorción del contaminante.

Dicho trabajo, agregó, fue realizado con su profesor guía Gonzalo Pizarro, director de ingeniería hidráulica y ambiental UC, y con la colaboración del académico Samuel Contreras y la estudiante de pregrado Camila Di Domenico, ambos de Agronomía UC.
Una de las principales fuentes del problema de las aguas en el río Lluta se ubica en los orígenes de la cuenca, a más de cuatro mil metros de altura, donde los flujos de agua arrastran una serie de elementos
contaminantes asociados a la formación del volcán Tacora y de afloramientos hidrotermales en el sector de Colpitas. Esta situación se agrava aún más durante el invierno altiplánico.

La Nación

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.