chile COP

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, propuso hoy en la XX Conferencia de las Partes (COP20) sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas de Lima, Perú, la aprobación de un acuerdo global vinculante, justo y equitativo aplicable a todos los países

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, propuso hoy en la XX Conferencia de las Partes (COP20) sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas de Lima, Perú, la aprobación de un acuerdo global vinculante, justo y equitativo aplicable a todos los países.

«Los esfuerzos realizados por los países en desarrollo deben ser debidamente reconocidos. Todo ello debe reflejarse en un acuerdo global vinculante y aplicable a todos, durable y comprensible, justo y equitativo que incluya las necesidades de lo más vulnerables», afirmó la mandataria chilena.

Este planteamiento lo efectuó durante la inauguración de la Sesión de Apertura del Segmento Presidencial Intervenciones de los Jefes de Estado y de Gobierno de la COP20 y la Décima Sesión de la Conferencia de las Partes que sirve como reunión para la Décima Sesión de la Conferencia de las Partes del Protocolo de Kioto (CMP10), que se clausura en Lima el 12 de diciembre.

Al acto asistieron, además de Bachelet, los presidentes Ollanta Humala de Perú y Juan Manuel Santos de Colombia; el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon y los delegados de 195 países.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, no pudo llegar a la apertura de la sesión, pero luego se reunió con sus colegas de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia y Perú) para brindar su posición.

Bachelet dijo que se deben destacar los aportes de la nueva economía al cambio climático, al promover acciones transformadoras para transitar a esas sociedades bajas en emisiones, al apoyarse a la vivencia económica y científica se podrá ganar esa batalla.

Según la presidenta chilena, se trata de impulsar una mirada renovada de que el desarrollo económico y la protección climática se complementen a través de la acción en áreas claves, como desarrollo urbano, ordenamiento territorial y la generación de energía.

«En Lima se ha podido demostrar que se puede caminar hacia posiciones comunes y ambiciosas para estabilizar las emisiones y responder a nuestras necesidades de adaptación», aseveró.

Bachelet hizo un llamado para que el desarrollo y la protección climática sean abordadas de manera complementaria, a través de un enfoque colectivo para hacer posible el amplio consenso que demandan las sociedades y comprometió la sumatoria de su país a este emprendimiento.

Al igual que otros países en desarrollo, Chile registra niveles marginales en la emisión de carbono, sin embargo esto no le impide participar activamente en la solución de problema a través de la acción climática, aclaró Bachelet.

«Chile se ha planteado metas concretas y ambiciosas. Chile se ha comprometido de manera voluntaria a reducir un 20 por ciento su trayectoria de emisiones hacia el 2020, teniendo como año de base el 2007», subrayó.

En se afán el gobierno de Chile tiene políticas energéticas coherentes y se fijó que el 45 por ciento de los nuevos proyectos incluyan energías renovables no convencionales en 2020, destacó.

Bachelet recordó que el Consejo de Ministros para la Sostenibilidad del Cambio Climático en Chile aprobó el plan nacional de adaptación, al incorporar planes sectoriales en nueves áreas estratégicas de su economía.

Dicho plan tiene más de 100 acciones, tanto transversales como sectoriales, en áreas como recursos hídricos, pesca, agricultura, forestal y otros, aunque admitió que no bastan las políticas nacionales para enfrentar el cambio climático.

«Las alianzas a nivel local son fundamentales para enfrentar estos desafíos, como en Chile que tenemos fuerte participación de los municipios que crearon el fondo de alcaldes ante el cambio climático», explicó.

La meta de la COP20, que se celebra del 1 al 12 de diciembre, es acordar un documento sobre reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y financiación de acciones ante el cambio climático, para que sea aprobado en la COP21 del próximo año en París, con miras a sustituir el Protocolo de Kioto a partir de 2020.

Agencia xinhua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.