sust

Conocimientos medioambientales, de seguridad y relacionamiento con las comunidades, son algunas de las características que están buscando las organizaciones en el área de sustentabilidad, muchas de ellas recién abiertas este año. Pero quizá una de las herramientas más importantes pasa por involucrarse en el negocio y permear al resto de la empresa

En julio de 2014, el Grupo CAP nombra a la española María Elena Sanz como la primera gerente de Sustentabilidad y Personas. Pocos días más tarde, Puerto Ventanas conforma su gerencia de Sustentabilidad, en la que queda a cargo Luis Fuentes, especialista en medio ambiente y comunidades. En la tercera quincena de noviembre, Enersis creó la gerencia de “Relaciones Institucionales”, a cargo de las relaciones con las autoridades, instituciones y sobre todo con stakeholders de Sudamérica. Su timonel es el abogado Francesco Giorgianni.

Lo común en estos tres hitos es que claramente hay una tendencia creciente a crear gerencias de sustentabilidad en el último año, la que seguiría en aumento para 2015. Pero ¿Cuál es el perfil que están pidiendo las empresas para este tipo de ejecutivos? ¿Dónde se están formando? ¿Cuáles son las competencias que deben tener?

Según el libro “El gerente sustentable”, del conferencista Claudio Rodríguez este puesto es de “aquel líder ejecutivo que prioriza e integra las variables ambientales, sociales y económicas, alineadas a la estrategia corporativa”.

Comunicación

Naturalmente, este tipo de cargos ha emanado desde las áreas de comunicaciones y/o relaciones externas de muchas compañías. “Especialmente si consideramos que este tipo de gerencias ya han tenido trabajos de gestión de crisis y se han tenido que vincular con comunidades. En este aspecto, incluso, esos mismos departamentos han tenido que ‘vender’ el concepto de sustentabilidad al resto de la organización”, comenta Pablo Muñoz, director académico del Centre for Business Sustainability de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

Esta casa de estudios es parte de una tendencia de integrar las temáticas de sustentabilidad en programas y currículos académicos, especialmente en el área de negocios, debido a la demanda corporativa en este aspecto. Por poner un ejemplo, el Magíster en Comunicación Estratégica de la UAI, dedica 60 horas sólo al tema sustentabilidad.

Soledad Teixidó, presidenta ejecutiva de PROhumana tiene una opinión similar respecto de las competencias de este tipo de gerentes o ejecutivos. “Debe tener una serie de habilidades blandas en torno a cómo gestionar el proceso de sustentabilidad de forma interna. Creo que aún no se le ha tomado el peso a la gran relevancia que este tipo de cargos va a tener en el tiempo en las organizaciones. Incluso, podría ser casi tan importante como un gerente general,” señala Teixidó.

Head hunters

Esta “oportunidad” de mercado (por decirlo de alguna forma), no sólo la están entendiendo de a poco las instituciones educativas. También está siendo abordada por empresas de head hunting o reclutamiento.

Un buen ejemplo es Pegas con Sentido, una plataforma digital especializada en búsqueda de talentos y ejecutivos con un enfoque en la sostenibilidad. Fundada en enero de 2011, ya tiene más 45.000 profesionales registrados y han trabajado con más de 600 instituciones en el sector público y privado.

Los head hunters tradicionales también están viendo como este año ha aumentado el interés por las compañías en los perfiles sustentables. Según Fernando Villarino, Consultor Senior de Michael Page en el caso de las empresas mineras o de energía, el perfil está enfocado a los proyectos, con un fuerte énfasis en la conciencia del efecto medioambiental y su impacto social en comunidades afectadas.

“En cambio, en empresas relacionadas con infraestructura urbana (por ejemplo, la construcción de una autopista o un túnel) lo más crítico en los grandes proyectos es la oposición de vecinos o afectados por el proyecto, no así el tema medioambiente”, comenta el ejecutivo, y agrega: “por otro lado, en la gran industria, el cargo se enfoca más hacia monitorear el cumplimiento de los procedimientos establecidos y el plan de sustentabilidad durante la operación diaria de la compañía”.

Teixidó estima que hay una serie de principios transversales para que una empresa pueda ser considerada sustentable. “Éstos deben al mismo tiempo, verse reflejados en las competencias y habilidades de quien ocupe el cargo de Gerente de Sustentabilidad. Estos son: integralidad, innovación y coherencia”, dice la ejecutiva.

Por último, el académico de la UAI concluye: “hay una serie de conocimientos como los medioambientales, de regulación, gestión de comunidades y tecnologías limpias que son clave. Pero quizá una de las cosas más importantes está en poder dominar cómo la sustentabilidad es parte y aporta al negocio”, dice Muñoz.

Pulso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.