Relleno Hormiga

Con este paso, las provincias de San Felipe y Los Andes avanzan en la tecnología del tratamiento de residuos con la participación de INGAM, colaborando con el diseño del sistema de tratamiento de lixiviados que generará el relleno sanitario.

 “Este centro de tratamiento integral es un ejemplo de lo que se debe realizar con los vertederos de todo el país. Como empresa dedicada al cuidado del medio ambiente nos sentimos orgullosos de ser partícipes y colaboradores del desarrollo de un proyecto bien pensado e implementado, lo que redundará en la seguridad para la población y cuidado de la naturaleza del entorno”, explicó Carolina Olivares, Gerente General de INGAM.

 El hoy relleno sanitario está ubicado en la ex Hacienda de Quilpué de la comuna de San Felipe, recibió, la basura de 8 comunas que pertenecen a las provincias de San Felipe y Los Andes (Catemu, Panquehue, Putaendo, San Felipe, Calle Larga, Los Andes y San Esteban), acopiando anualmente unas 65.000 toneladas de los residuos sólidos domiciliarios, lo que representa actualmente un 10% del total que se produce en la Región de Valparaíso.

 El relleno sanitario es un método de disposición final, que confina los desechos en un área lo más estrecha posible, los cubre con capas de tierra y compacta diariamente para reducir drástica y significativamente su volumen, siendo el la actualidad el método de disposición final por excelencia, aquel que no representa ningún riesgo para la salud de la población, minimizando la contaminación y el impacto negativo en el ambiente.

La inauguración del Centro de Tratamiento, contó con la presencia del ministro Pablo Badenier, quien señaló que “ hoy tener rellenos sanitarios es tan importante como tener infraestructura, es como tener carreteras, aeropuertos o alcantarillado. Tener un relleno sanitario, permite evitar la generación de vertederos ilegales y nos permite disminuir los impactos ambientales”.

Carolina Olivares, recordó además que “como centro de tratamiento integral, este proyecto cuenta con distintos módulos, entre ellos de compostaje, reciclaje e incinerador de residuos sólidos hospitalarios, lo que lo hace aún más eficiente”.

 El proyecto representa una inversión privada de $4700 millones y tiene una vida útil estimada de 20 años, considerando un ingreso máximo de 9 mil toneladas por mes de residuos sólidos domiciliarios en las 171 hectáreas que comprenden el predio.

El ministro Badenier recordó a los medios de comunicación que hace pocos días se aprobó en la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados la ley de fomento al reciclaje. “Esta ley nos permitirá incorporar incentivos para que municipios disminuyan los residuos que llegan a rellenos sanitarios que tienen valor económico y que pueden ser puestos de trabajo y ahorro de materias primas y energía para el país”. La ley de fomento al reciclaje pasará ahora a la comisión de Hacienda de la Cámara.

 

Comunicaciones INGAM

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.