conbq

 

La organización internacional de conservación marina, Oceana, insistió a través de un comunicado de prensa en la necesidad de implementar un profundo plan para descontaminar la Bahía de Quintero, en la Región de Valparaíso, luego que este lunes 27 de abril se informara que el proyecto termoeléctrico Energía Minera, de propiedad de Codelco y con el cual la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) buscaba entrar al negocio de la generación eléctrica, fuera descartado.

“La cancelación de este proyecto contaminante es un pequeño alivio para los habitantes de esta zona pero está lejos de resolver el problema. El Estado tiene la responsabilidad de destinar los esfuerzos necesarios para descontaminar la Bahía de Quintero y dar a los habitantes de esta zona un lugar digno donde vivir”, subrayó el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

La termoeléctrica Energía Minera contemplaba una inversión de US$1.700 millones y sería una de las centrales a carbón más grandes de Chile, con una capacidad de 1.050 megawatts. Sin embargo, y pese a que obtuvo la Resolución de Calificación Ambiental, llevaba cinco años paralizada, principalmente por la oposición de la comunidad de Ventanas, en la comuna de Puchuncaví, la cual se ha visto gravemente afectada por la contaminación en la zona de la Bahía de Quintero.

En febrero Oceana ya había solicitado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) que declarase la caducidad de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de Energía Minera. Esta solicitud se basaba en que habían transcurrido más de cinco años desde que su calificación había sido otorgada, sin que se hubiese dado comienzo a la ejecución del proyecto.

La zona de Ventanas fue declarada como saturada de contaminación el año 1993. Desde entonces el parque industrial se ha ampliado hasta llegar a diecinueve industrias, muchas de las cuales son calificadas como contaminantes o peligrosas. Las que concentran las principales emisiones son las termoeléctricas a carbón de AES Gener y la fundición de cobre de Codelco.

La situación de la Bahía de Quintero se agravó el año pasado cuando desde el terminal portuario de ENAP se derramaron 38.700 litros de petróleo, los que se esparcieron por varios kilómetros de la costa.

Oceana ha propuesto tres tipos de medidas para la recuperación de la Bahía de Quintero, entre estas, la prohibición de la instalación de más empresas contaminantes, la adopción obligatoria de tecnología de punta para las compañías existentes que permita una drástica reducción de la contaminación, y la instauración de medidas de reparación para la comunidad, “que por décadas se ha visto afectada por estas industrias contaminantes”, concluyó la organización no gubernamental.

sustentare.cl

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.