ener

Una matriz mas verde se ha desarrollado en los últimos años gracias a la mayor integración de este tipo de tecnologías. En 2014 el 10,5% de la generación de la matriz fue en base a ERNC y la meta del gobierno es que al 2025 alcancen el 20% de la generación que existe en el país

El respeto y la conciencia sobre el cuidado del medio ambiente cada vez toma más fuerza en la sociedad civil y política, encontrado un fuerte eco en el desarrollo de la generación de energía eléctrica más limpia en el país durante los últimos años.

Así, esa idea ha ido abandonando su perfil romántico, para convertirse en una realidad gracias al desarrollo de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), las que han aumentado fuertemente su presencia en el último tiempo en la matriz nacional, dejando atrás los mitos sobre lo caro y poco seguro que podría ser el desarrollo de las distintas tecnologías que la integran y siendo impulsada, además, por las autoridades y el empresariado.

De hecho, datos del Centro de Despacho Económico y de Carga del Sistema Interconectado Central (CDEC-SIC), muestran que en el 2010 el porcentaje de generación ERNC fue de 4,3%, mientras que el del año pasado de 10,5% en el SIC.

A eso se suma, las obras en construcción. Por ejemplo, en marzo de 2010 habían proyectos de generación por un total de 2.823 MW, de los cuales 4% correspondían a iniciativas de ERNC. A marzo de este año, existen proyectos en construcción por 3.876 MW, de los cuales el 35% corresponde a iniciativas de ERNC, señalaron desde el Ministerio de Energía.

Los datos también apuntan a que cerca del 90% de los proyectos ERNC materializados desde 2007 corresponden a empresas no tradicionales en el sector.

“Hace 30 años, la matriz de generación eléctrica era 80% renovable, con un protagonismo absoluto de la hidroelectricidad. El componente térmico apenas alcanzaba el 20%. En 2014 llegamos a un 60% térmico. Es interesante poner atención en la evolución de la capacidad instalada térmica (…) gracias al avance tecnológico y también a las señales que hemos entregado a través de nuestra Agenda de Energía, estamos en condiciones de revertir esta tendencia. De hecho, esto ya está ocurriendo”, destaca el ministro de Energía, Máximo Pacheco.

Las ERNC consideran todas las energías en base a generación solar, eólica, geotermia, mini hidros y biomasa. Todas ellas se destacan por ser mucho más limpias que las centrales a diesel y carbón y menos invasivas, visualmente, que las grandes represas. Uno de sus principales atributos tiene que ver con el bajo o nulo nivel de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, así como también con la aceptación de las comunidades.

El director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), Carlos Finat, comenta que la situación actual de la generación ERNC en el mercado nacional es muy buena y excede de manera significativa las expectativas que había tan solo un año atrás.

“A esta fecha hay cerca de 2.200 MW instalados de centrales ERNC y ellas tienen una participación en la generación total de un 10% de la generación del Sistema Interconectado Central (SIC) más el Sistema Inerconectado del Norte Grande (SING)”, indica.

El plan del gobierno es que al 2025, al menos el 20% de la generación del país sea propiciada por este tipo de tecnologías (meta 20/25). “Durante los próximos años se instalarán en promedio unos 1.000 MW adicionales en centrales ERNC anualmente. De acuerdo a ello, la meta del 20% se debería alcanzar en torno al año 2020, es decir, cinco años antes de lo exigido por la ley. De hecho, hoy día las inyecciones de ERNC están cerca del 10%, que era la antigua meta de la primera ley de renovables y cuyo cumplimiento se exigía para 2024”, sostiene Finat.

El Ejecutivo ha zanjado diversas metas en la Agenda de Energía que apuntan al fortalecimiento de las ERNC y a la conformación de una matriz más limpia.
Así, a la meta del 20/25, la cartera ha sumado seis líneas de acción entre las cuales destacan: la estimulación de la integración de las ERNC enfrentando las barreras que limita una mayor participación en el mercado eléctrico; la promoción de un mercado de ERNC de autoconsumo socialmente eficiente y transversal a todos los actores económicos y la promoción del desarrollo de energía geotérmica.

A juicio de la industria los principales desafíos que enfrentan las ERNC tienen que ver con el acceso al sistema de transmisión y la operación eficiente del conjunto de generación en base a esta tecnología, más la generación convencional, especialmente aquella de origen térmico.

“Estamos expectantes en cuanto al cumplimiento de los plazos de la puesta en servicio de las obras del sistema de transmisión troncal y de la interconexión SIC-SING. En cuanto a la operación óptima de los generadores convencionales y los generadores ERNC, esperamos que los Centros de Despacho Económico de Carga (CDEC) avancen rápidamente en los estudios en las medidas operacionales necesarias para que no se restrinja innecesariamente las inyecciones desde las centrales ERNC”, sostienen.

En términos de precio, Acera sostiene que ya son competitivas. De hecho, en la licitación de suministro de energía para distribuidoras del SIC, adjudicada a fines de 2014, el precio promedio ponderado de las ofertas ERNC ganadores fue US$ 8/MWh más bajo que el precio promedio ponderado de las ofertas convencionales que se adjudicaron.

La Tercera

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.