incendio

 

Una inversión en cinco años, que supera los $8.000 millones, demandará el Plan de Reforestación de la Reserva Nacional China Muerta y de los Parques Nacionales Tolhuaca y Conguillío, afectados por los incendios forestales durante los primeros meses del año

Así fue precisado por el director regional interino de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en La Araucanía, Alfredo Mascareño, tras entregar al intendente subrogante, José Montalva, un documento con los resultados del taller participativo desarrollado en mayo, en el que se recoge las inquietudes y sugerencias de los distintos actores sociales que fueron afectados por el siniestro en la Reserva Nacional China Muerta y en el sector Niblinto que afectó dos parques nacionales.

Este documento que emana de la propia ciudadanía a través de un taller participativo y público, comenzará a ser repartido a todos los actores vinculados y que aportaron para su creación, base para una restauración participativa, recalcó Mascareño.

Dentro de las líneas de acción a que apuntan los proyectos del plan de restauración en esta etapa, destacan la capacitación, establecimiento e implementación de brigadas comunitarias, campaña de sensibilización de prevención de incendios en la zona cordillerana, viveración y producción de plantas para la revegetación de las zonas afectadas, obras de control de erosión y cauces de agua, entre otras.

Además se considera una fuente de financiamiento para promover iniciativas locales de la ciudadanía, en prevención de incendios forestales y que vayan en directo beneficio a la protección de las personas y sus bienes.

biobiochile.cl

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.