relle

La Región Metropolitana, en segundo lugar, dispone el 98% de su basura en rellenos

De acuerdo con los datos de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), sólo hay una región en Chile que dispone el 100% de su basura en un relleno sanitario: la Región de O’Higgins. Es decir, todos los desechos de la zona se disponen en un relleno evaluado, aprobado y fiscalizado en términos ambientales.

“Fue un modelo de gestión visionario, que abarata costos para todos en la disposición de la basura, pero que lamentablemente no pudo ser replicado en otras partes”, precisa Eduardo Soto, alcalde de Rancagua. Con el modelo de gestión asociativo entre los alcaldes, toda la población de la VI Región dejó de sufrir las molestias de los vertederos o botaderos de antaño, que contaminan y son foco de problemas sanitarios.

La Región Metropolitana, en segundo lugar, dispone el 98% de su basura en rellenos. “Esto se logra porque está Emeres, que es la única empresa municipal que existe y que puede gestionar la basura en conjunto, como si fuera un privado. Es una realidad distinta a las comunas en regiones, que sólo están autorizadas para asociarse”, destaca Sergio Puyol, alcalde de Macuol y presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades.

Pese a sus dificultades, Atacama logró construir dos nuevos rellenos sanitarios desde 2014, aprovechando los recursos especiales de la Subdere. Hoy cuenta con tres rellenos y dispone el 95% de su basura en ellos. Pese a ser una región más aislada, junto a las del Maule y Biobío, está entre las cinco mejor evaluadas.

En el otro extremo, las regiones que aún disponen todos sus desechos en vertederos son Arica, Los Ríos y Magallanes. Las demás lo hacen parcialmente, en distintos porcentajes.

“Desde hace años (2008) la Subdere tiene una línea especial para financiar rellenos sanitarios, pero muchas veces los alcaldes no han logrado ponerse de acuerdo y esto (los rellenos) debe hacerse en forma asociativa. Incluso quedan recursos sin ocupar”, asegura Ricardo Cifuentes, subsecretario de Desarrollo Regional.

También hay otros problemas colaterales. El no contar con rellenos, por ejemplo, pone a algunas comunidades de provincia en una eventual situación de riesgo sanitario, y a sus municipios, como responsables de la basura a nivel comunal, incumpliendo una norma que data de 2008, y que, en teoría, los obliga a cerrar los vertederos y generar rellenos sanitarios para proteger la salud de las personas.

“Esta es una decisión que recae en los propios municipios y sus asociaciones. Tengo una reunión pendiente para que vayan resolviendo el problema y no sea el gobierno el que tenga que asumir esa responsabilidad”, indica Andrés Jouannet, intendente de La Araucanía. En esta región, de hecho, sólo el 10% de la basura se dispone adecuadamente. Según la Subdere, no ha habido disposición de los alcaldes para barajar opciones de un nuevo relleno mancomunado.

En la Región de Magallanes, toda la basura se dispone en vertederos y un 80% de ella va a uno solo (Leñadura), emplazado en Punta Arenas.“Hace más de 20 años que vivo aquí y siempre se ha dicho que este vertedero está colapsado, pero siguen trayendo más basura; con el viento que tenemos, siempre se vuela a mi terreno”, reclama Graciela Miranda, residente del sector. En esta zona el impacto de los desechos sería aún más crítico. “Porque el suelo es más delgado que en cualquier otra parte del país, y por la cercanía de los vertederos con el mar”, advierte la ingeniera ambiental Germaynee Vela-Ruiz, de la Fundación Científica Cequa.

Puerto Natales, en tanto, sigue usando su vertedero, a la espera de que el nuevo relleno esté listo. “Ha habido algunas demoras para cumplir la normativa ambiental”, reconoce su alcalde, Fernando Paredes.

Al igual que en Puerto Natales, están en construcción -vía Subdere- rellenos en Osorno y Antofagasta, por $ 18 mil millones. Otros seis ya operan en las regiones II, III, X y XI, por $ 19.800 millones.

latercera.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.