salmon

Empresa con proyectos en el norte del país explora en la zona sur potencialidades que permitan generar este combustible para producir electricidad

El vertimiento de los salmones en el mar es algo que aún da vueltas en la Región de Los Lagos, pues el hecho generó una serie de críticas a empresas salmoneras, a quienes autorizaron realizar esta acción. Sin embargo, esto podría quedar en el recuerdo, de prosperar la iniciativa de transformar en biogás estos peces muertos, sumados a otros desechos de esta industria.

Algo que podría impactar de manera favorable no sólo desde el punto de vista medioambiental, sino que también en cuanto a la disminución de costos para las entidades del rubro.

Lo mismo que pueden extraer desde la industria salmonera, también lo pueden conseguir en los rellenos sanitarios, como el de La Laja y en el sector lechero.

Estas materias fueron tratadas hoy en un seminario que tuvo lugar en Puerto Varas y que fue organizado por la empresa CAT y su línea Finning.

Según explicó el seremi de Energía, Javier García, esta entidad se caracteriza por la realización de proyectos tanto a nivel nacional e internacional.

De hecho, entre Chile y Bolivia, tienen ambos países más de 40 megas de generación de electricidad a través de biogás. Y ahora están enfocando su mirada a la zona sur del país, donde “tenemos un gran potencial de esta energía a través de plantas ganaderas, vertederos y sistemas relacionados con la acuicultura y la pesca”, aseguró García.

Fabio Pelaez, director de la División de Energía de Finning, confirmó que en la actualidad se encuentran estudiando algunas opciones de proyectos en Los Lagos, donde identifica un “enorme potencial”.
De partida, con los rellenos sanitarios como la Laja, ya que desde el momento de la descomposición orgánica de la basura -en ausencia de oxígeno- genera metano, que puede ser acondicionado para inyectarlo en motores de generación con base de biogás.

El mismo análisis lo realizan en criadores de cerdos y de vacas, así como en las salmoneras. Aquí detalló que esta industria tiene dos fuentes para la generación de este combustible. Uno es el desecho que generan y la mortandad de los salmones, materia orgánica que sería utilizable en la misma industria.

Pelaez manifestó que el poder manejar toda esta descomposición de forma controlada, se puede hacer buen uso del metano que se genera y transformarlo en un elemento positivo para el medio ambiente.

Otro impacto -subrayó- es que este gas que se liberaba de manera desproporcionada a la atmósfera se puede aprovechar “en la generación de algo útil, ya sea mediante energía eléctrica o térmica”.

Pelaez sostuvo que en estos momentos se encuentran analizando el movimiento que genera en la Provincia de Llanquihue el relleno sanitario La Laja.

SoyChile.cl

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.