biosfera
Se sabe ampliamente que la biosfera terrestre (el término colectivo para toda la vegetación terrestre, suelo, etcétera) es un factor importante para mitigar el cambio climático, ya que absorbe alrededor del 20 por ciento de todas las emisiones de CO2 de los combustibles fósiles.

Una nueva investigación sugiere que la capacidad de la biosfera terrestre para absorber CO2 puede haber sido subestimada en cálculos pasados, que no han tenido en cuenta cambios en el uso de la tierra.
Se sabe ampliamente que la biosfera terrestre (el término colectivo para toda la vegetación terrestre, suelo, etcétera) es un factor importante para mitigar el cambio climático, ya que absorbe alrededor del 20 por ciento de todas las emisiones de CO2 de los combustibles fósiles. Sin embargo, su papel como sumidero neto de carbono se ve afectado por los cambios en el uso de la tierra, como la deforestación y la extensión de las prácticas agrícolas.
Un nuevo estudio, realizado por una colaboración internacional de científicos y publicado en la revista ‘Nature Geoscience’, ha analizado la medida en que estas prácticas cambiantes del uso de la tierra afectan a las emisiones de carbono, lo que permite predecir con mayor precisión los niveles de absorción de CO2 por la biosfera terrestre.
Los resultados no sólo muestran que las emisiones de CO2 derivadas de prácticas cambiantes en el uso del suelo probablemente sean significativamente más altas de lo que se pensaba anteriormente, sino que también implican que estas emisiones son compensadas por una mayor tasa de absorción de carbono entre los ecosistemas terrestres.
El coautor del estudio, Tom Pugh de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, dice: «Nuestro trabajo demuestra que la biosfera terrestre podría tener un potencial mayor de lo que se pensaba anteriormente para mitigar el cambio climático al absorber emisiones de carbono de los combustibles fósiles. Sin embargo, para realizar plenamente este potencial tendremos que garantizar que las significativas emisiones resultantes de los cambios en el uso de la tierra se reduzcan en la medida de lo posible».
A ello, el coautor Stephen Sitch, también profesor de la Universidad de Exeter, añade en un comunicado: «Los resultados implican que son de suma importancia los proyectos de reforestación y los esfuerzos por evitar una mayor deforestación en nuestra búsqueda de limitar el calentamiento global a menos de 2ºC, como se indica en el acuerdo climático de París».

Fuente: ecoticias.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.