incendio

Un 57% de los suelos siniestrados correspondería a plantaciones forestales según catastro elaborado por el Ministerio de Agricultura. El gobierno está buscando dar señales de normalización con miras a la reconstrucción

Los peores incendios forestales de la historia de Chile han azotado a 90 comunas de la zona centro-sur del país. Los siniestros en curso han consumido hasta el momento unas 380 mil hectáreas de bosques nativos, plantaciones forestales, suelos de uso agrícola y zonas urbanas, entre otros terrenos, aunque la cifra se eleva hasta las 570 mil has. al mirar la temporada que comenzó en julio.

Según un catastro elaborado por el Departamento de Gestión Integral de Riesgos (DGIR), basado en datos de la NASA y la plataforma Infraestructura de Datos Espaciales (IDE) del Ministerio de Agricultura, el 53% de la superficie afectada corresponde a la Región del Maule.

Sólo dos comunas de esta región, Constitución y Empedrado, suman casi 100 mil hectáreas de terrenos arrasados por el fuego.

Además, Constitución encabeza las comunas del país con más terrenos urbanos afectados, con 166 hectáreas. En este municipio se vivió la peor tragedia provocada por la catástrofe: la quema del pueblo de Santa Olga que afectó a más de 1.000 viviendas. También fueron afectadas viviendas en los sectores de Putú y Cabezalillo.

La comuna de Empedrado, en tanto, registra cerca de 54 mil hectáreas afectadas, lo que equivale al 77,6% de su superficie, siendo la más perjudicada en proporción a la superficie comunal. Le siguen la comuna de Florida en el Biobío con 48% y luego, en el Maule, Hualañé con 42,2% y Constitución con 40,1%.

En la Región Metropolitana, las comunas con mayor superficie dañadas por el fuego son Alhué, Curacaví , San Pedro y Melipilla que en conjunto suman 13 mil hectáreas.

Tipos de suelo

Según datos del informe, el 57% de la superficie afectada por las llamas corresponde a plantaciones forestales. El lunes la Corporación Chilena de la Madera (Corma) estimó en 70 mil las hectáreas forestales afectadas, lo que implicaría un perjuicio económico por al menos US$ 350 millones.

Le siguen superficies correspondientes a matorrales y praderas con 21,8% y luego bosques nativos que alcanzan el 18,4% de hectáreas afectadas.

Los terrenos de uso agrícola afectados ascienden a 9.746 hectáreas, equivalentes al 2,5% de superficie siniestrada. Por su parte, los sectores urbanos o industriales alcanzan las 709 hectáreas, que corresponden al 0,2% del total.

Según la última actualización de cifras de Conaf a las 18:00 horas de ayer, se registraban 151 incendios, de los cuales 59 están controlados, 83 en combate y 9 extinguidos.

Respecto al combate del fuego, en el Ministerio de Obras Públicas informaron que se han trasladado 250 máquinas para construir cortafuegos, los que suman a la fecha unos 330 kilómetros en las cuatro regiones declaradas como zona de catástrofe. Ayer un nuevo foco de incendio obligó a la evacuación en Pupuya en la Región de O’Higgins, mientras que se declaró alerta roja en el Parque Fray Jorge en la Región de Coquimbo. En tanto, comenzaron a operar en paralelo los aviones SuperTanker y el ruso Ilyushin, entre otros refuerzos que llegaron.

Diario Financiero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.