Aumento del parque vehicular y compleja reforestación de bosques por incendios forestales afectarían compromiso de reducir CO2 a 2030

Hace algunos días, el presidente Donald Trump sorprendió al mundo al anunciar la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, pacto mundial para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), en la segunda mitad de este siglo.

El acuerdo firmado por 195 países busca contener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2°C, para limitar los riesgos e impacto del cambio climático. Para lograrlo, cada gobierno se fijó objetivos hacia 2025 o 2030.

En este contexto, EEUU -el segundo país que mayor cantidad de emisiones produce, un 15% del total mundial, luego de China que emite un 30%- ,comprometió una reducción de entre 26% y 28% a 2025 respecto de los niveles de 2005. Cifra que, tras el anuncio de Trump, no sobrepasaría el 14%, estiman.

El director ejecutivo del Centro de Cambio Global de la Universidad Católica (UC), Nicolás Bambach, aclara que la decisión de Trump no afectará los compromisos de ese país, porque existen metas establecidas con el sector empresarial. A esto se suma la tendencia a desarrollar Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

“Estas energías están siendo más competitivas, por lo que la baja de las emisiones es algo que va a pasar independiente de lo que firme o no Trump” afirma Bambach.

No obstante, advierte que no será en los plazos estipulados, lo que tampoco implica una sanción, ya que a diferencia de otros pactos, las metas no son obligatorias.

Por otro lado, explica que la salida de EEUU del Acuerdo de París no será inmediata, pues los países pueden retirarse tres años después de la entrada en vigencia del acuerdo -noviembre de 2016- a lo que se suma un año suplementario de preaviso.

Además, afirma que el impacto de esta decisión sólo será económico, pues EEUU no aportará recursos al fondo de apoyo financiero que se creó en el marco del pacto, mediante el cual los principales países generadores de CO2 comprometieron ayuda financiera a países en vías de desarrollo para cumplir las metas de cambio climático.

“El retiro del apoyo financiero de EEUU significa cerca de un tercio del total del fondo”, sostiene Bambach.
Panorama nacional

Chile aporta sólo un 0,26% de GEI al global, no obstante, están creciendo aceleradamente. De acuerdo al 2° Informe Bienal de Actualización de Chile sobre Cambio Climático, estas emisiones aumentaron en 113,4% desde 1990 a 2013, y entre 2010 y 2013, el alza fue de 19,3%, siendo el sector Energía el principal emisor de GEI (77,4 %).

En vista de estas cifras y tras la ratificación del Acuerdo de París por el Senado, Chile se comprometió a 2030 a reducir las emisiones de CO2 por unidad del PIB en 30% respecto a 2007, y aumentarla a 35%-45% si recibe apoyo internacional.

Además, se comprometió a la recuperación de 100 mil hectáreas de bosque para capturar 600 mil toneladas de CO2 anuales a partir de 2030, y a forestar igual superficie, principalmente de especies nativas, que representarán capturas de entre 90.000 y 1.200.000 de toneladas de CO2 anuales a partir de 2030.

Metas que para Nicolás Bambach resultan ambiciosas, pero no imposibles, siempre que se mantenga el impuesto al carbono en las empresas. Respecto a la reforestación, dice, luego de los incendios que afectaron la zona centro sur del país es cada vez menos probable de cumplir.

Por su parte, el Ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, señala que el sector energético está bien encaminado, incluso, adelantado a lo proyectado, debido a que la reforma del sistema eléctrico ha impulsado las energías renovables.

“Nuestra preocupación tiene que ver con el aumento del parque vehicular, que ha sido sobre el PIB, y como el compromiso es respecto del PIB, una carbonización sobre él por la compra de automóviles, va en contra de las metas del acuerdo. Por eso tenemos el impuesto verde, de manera que el parque vehicular sea más eficiente y limpio”, afirma.

Sobre el compromiso de reforestar, argumenta que Conaf está avanzando “exitosamente” en una estrategia de cambio climático que incluye la reforestación de bosque nativo y recuperación de terrenos degradados.

“Además, en cada ciudad de Chile se presencia la menor concentración de material particulado de la cual se tiene registro”, concluye.

Diario Financiero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.