Aarón Cavieres dio a conocer en Honduras el nuevo modelo chileno de manejo de fuego, tras los megaincendios que afectaron a gran parte de Chile a principio de año

Las acciones que se llevan a cabo en materia de protección forestal, entre ellas el manejo integral del fuego, fue uno de los temas que acapararon la atención en la Trigésima reunión de la Comisión Forestal para América Latina y El Caribe (Coflac) que se desarrolló en Tegucigalpa, Honduras.

En esta reunión internacional, donde Chile tuvo la Vicepresidencia Subregión del Cono Sur, se analiza el estado de los bosques y el sector forestal de la región, como también temas coyunturales que están registrando los países adscritos a Coflac.

Dentro de estos temas figuró la gobernanza de los recursos forestales con foco en la equidad de género y la pertinencia étnica y cultural, la trazabilidad de la producción, el manejo integral del fuego, la sanidad forestal, la asociación de los pequeños productores forestales, el cambio climático, la protección de la biodiversidad y la restauración de los bosques, entre otros.

Precisamente, estas materias fueron abordadas por Chile con fuerza, a través de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), a través del director ejecutivo Aarón Cavieres. “Hemos avanzado bastante en todos estos aspectos diseñando y elaborando distintos instrumentos, como la Política Forestal 2015-2035 y la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, que contienen la diversidad de temáticas del sector forestal chileno. La idea es compartir nuestra experiencia y nosotros aprender de lo que los demás han hecho. Creo que hemos realizado un buen trabajo durante los últimos años. Ahora queremos rubricarlo con la creación del Servicio Nacional Forestal que se está discutiendo en el Congreso Nacional”, sostuvo.

Aunque Conaf ya emprendió un nuevo sistema de prevención y combate de los incendios forestales, como consecuencia de la “tormenta de fuego” que afectó a Chile durante el verano de 2017, Aarón Cavieres dio a conocer en Honduras el nuevo modelo chileno, al tiempo de fortalecerlo con el trabajo desarrollado por el resto de las naciones de América Latina y El Caribe en el manejo de estos siniestros.

Cabe señalar que durante el encuentro, según los expertos de FAO, más del 90% de los incendios forestales en la región ocurren por causas antropogénicas. Los incendios forestales a menudo son consecuencia de la negligencia y/o intencionalidad de las personas, así como la falta de cultura e información sobre los bosques, las políticas gubernamentales mal orientadas o desconocimiento de éstas, así como también de propuestas fuera del contexto de la realidad.

Deforestación y producción sostenible de alimentos

Otro de los temas vinculados con los bosques fue lo referente a la importancia de la conservación de los recursos forestales para la seguridad alimentaria de la región. Al respecto, el ministro coordinador general del Gobierno de Honduras, Jorge Hernández, enfatizó que la producción sostenible de alimentos para los pueblos ha sido una de las “principales preocupaciones” del Gobierno hondureño en los últimos años.

Expresó Hernández que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, presentó en abril pasado el Plan Maestro de Manejo de Agua, Bosques y Suelo, orientado a mitigar los efectos del cambio climático en el país.
Dentro de las sesiones, la presidenta de la Comisión Forestal de la FAO para América Latina y el Caribe (Coflac), Fabiola Muñoz, puso hincapié en el momento que viven los bosques en la Región, indicando que “Lo importante aquí es que sumemos esfuerzos entre todos” y se implementen “mejores prácticas” para reducir la deforestación de los bosques”.

“La idea es buscar cómo reducir la presión sobre los bosques” en América Latina y el Caribe, donde las tasas de deforestación “todavía están siendo altas”, subrayó Muñoz.

Por su parte el oficial forestal principal de la FAO para América Latina y el Caribe, Jorge Meza, los gobiernos deben proteger los bosques, pues son “muy relevantes” en la mitigación y adaptación de la población al cambio climático.

La región debe identificar las acciones que pueden desarrollar para que esa función de mitigación y adaptación de los bosques pueda ser “considerada en las agendas nacionales de desarrollo” y promover “esfuerzos para un manejo forestal sostenible”, dijo Meza.

lignum.cl

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.