el niño

Los fenómenos meteorológicos asociados a “El Niño”, se duplicarán en  frecuencia a una vez por década si no se frena el calentamiento globa ,  de acuerdo con lo que los científicos creen que es un gran paso adelante  en la comprensión de este tipo de eventos

Las investigaciones muestran que cada año es más devastador el fenómeno climático mundial bajo el escenario de emisiones actual.

Los fenómenos meteorológicos asociados a “El Niño”, se duplicarán en frecuencia a una vez por década si no se frena el calentamiento global , de acuerdo con lo que los científicos creen que es un gran paso adelante en la comprensión de este tipo de eventos.

El último año extremo de El Niño, 1997-1998, se tradujo en el año más caluroso de la historia, y las inundaciones que acompañaron con ciclones, sequías e incendios forestales que mataron a unas 23.000 personas y causaron daños globales, especialmente en la producción de alimentos .

Hasta ahora los científicos no han podido llegar a un acuerdo de cómo el cambio climático afectará a la frecuencia de los fenómenos extremos asociados a El Niño, sin embargo, un estudio publicado en la revista Nature Climate Change, concluye que, en marcado contraste con el trabajo anterior, el ritmo actual de emisiones de carbono significaría el doble de extremos asociados a El Niño durante los próximos 100 años, con profundas consecuencias socioeconómicas.

“Esta es una consecuencia altamente inesperada del calentamiento global”, dijo el profesor Mat Collins de la Universidad de Exeter, Reino Unido, que forma parte del equipo de investigación. “Anteriormente se había pensado que El Niño no se vería afectado por el cambio climático. Condiciones de lluvias tropicales, como las experimentadas en extremo de El Niño tienen una gran influencia en el mundo. Por lo tanto, el impacto sobre la humanidad es sustancial”.

El Niño comienza con un calentamiento inusual de la superficie del mar en las zonas tropicales de las muchas partes del Pacífico y al propagarse afecta las regiones orientales del mundo. Los intentos anteriores para determinar el efecto del cambio climático no fueron concluyentes, ya que diferentes modelos climáticos computarizados produjeron resultados contradictorios.

Al centrarse en los modelos conocidos para representar mejor los cambios de temperatura, las corrientes y las nubes que se producen en el mundo real, los investigadores fueron capaces de producir un resultado claro, por primera vez .

El trabajo mostró que con el cambio climático es más probable que el calentamiento de las aguas tropicales del Pacífico que impulsan El Niño más rápidamente que las regiones circundantes, significa que los eventos extremos se harían dos veces más comunes.

“Esto es esencialmente un fenómeno del cambio climático ‘irreversible’, y se necesitaría una reducción drástica de las emisiones de efecto invernadero en un número de generaciones para reducir el impacto . Es aún más evidencia de que la reducción de emisiones sería una buena idea”.

Los eventos extremos más recientes de El Niño fueron en 1982-83 y 1997-98, cuando las temperaturas superficiales del mar cálidas en el Pacífico oriental normalmente fresco, se secaron, lo que provocó una reorganización masiva de la precipitación global.

Las naciones en el Pacífico occidental experimentaron sequías devastadoras e incendios forestales, mientras que las inundaciones catastróficas ocurrieron en la región ecuatorial oriental de Ecuador y norte de Perú.

ecoticias.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.