leña

Su uso se explica por su menor valor respecto a otros combustibles, generándose en torno a este sector más de $300.000 millones en ingresos y 4,3 empleos por cada 1.000 metros cúbicos producidos

Analizar la relevancia que posee la leña en la matriz energética nacional fue uno de los objetivos del seminario “Eficiencia energética, leña y contaminación”, el cual se realizó en el marco del proyecto “Observatorio de los combustibles derivados de la madera”, que ejecuta el Instituto Forestal (Infor) con el apoyo de Corfo.

Es así como Fernando Rosselot, director ejecutivo de Infor, resaltó que “la leña y la biomasa representan el 28% de la matriz en el consumo energético primario, siendo la segunda fuente energética después del petróleo”.

La autoridad explicó que “se estima un consumo de casi 12 millones de metros cúbicos de consumo de leña en el país, de estos unos ocho o nueve millones corresponden a leña nativa, sobre el 75%. El volumen restante es aportado por especies introducidas o exóticas y matorrales, y en forma creciente por plantaciones forestales que sustituyen progresivamente a la leña nativa”.

Complementando lo anterior, indicó que “el mayor o menor consumo energético del sector residencial, principalmente los sectores más modestos, guarda relación con el precio, esto es especialmente válido con la leña, sobre todo cuando existen impedimentos físicos o limitaciones económicas para acceder a otros combustibles alternativos o fuentes energéticas como el gas, el kerosene, o la electricidad”. En ese contexto, detalló que “la leña es dos veces más barata que el diésel, dos veces y media más que el kerosene y el gas natural, tres veces más barata que el gas licuado, y más de cuatro veces que la electricidad”.

En ese contexto, Rosselot manifestó que si es que se desea propiciar el uso de otros combustibles, ello tendría que traer apalancado un subsidio, resaltando que se estima que “más de $300.000 millones son los ingresos generados por el sector de la leña, en el cual intervienen miles de pequeños propietarios, transportistas y comerciantes”.

Por otra parte, Rony Pantoja, encargado del Programa de Dendroenergía de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), destacó que se estima que cada 1.000 metros cúbicos de leña producidos se generan 4,3 empleos, registrándose un ingreso per cápita de $512.000, sumado al hecho que el 32% del ingreso por la venta de un metro cúbico se destina a remuneraciones.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.