humo

Generadoras entregaron su respaldo al nuevo reglamento

Era la última duda que quedaba de la reforma tributaria: la Superintendencia del Medio Ambiente definió la norma técnica para medir los denominados impuestos verdes a las fuentes fijas, es decir, que provienen de industriales y termoeléctricas.

La norma estableció dos grupos de unidades. Primero, el de fuentes que funcionan de manera regular, las que implementaron un sistema de monitoreo continuo (CEMS), y, en segundo lugar, una alternativa a los establecimientos que operan en forma intermitente, como unidades de respaldo.

El impuesto se aplicará a contar del año 2017 y deberá ser pagado en abril de 2018. El gobierno prevé recaudar cerca de US$ 100 millones.

Desde la Asociación de Generadoras respaldaron el reglamento ya que “fue elaborado bajo un enfoque participativo y consultivo”.

Enel Generación y AES Gener afirman que el protocolo reconoce los esfuerzos de las generadoras en implementar el monitoreo continuo como parte de las exigencias de la Norma de Emisiones para Centrales Hidroeléctricas.

Osvaldo Ledezma, director de Medio Ambiente de AES Gener, dijo que “implicó inversiones significativas para lograr reducciones de emisiones de contaminantes”.

Enel añadió que el instructivo en casos puntuales define regulaciones más estrictas que la norma de termoeléctricas, pero dando plazos razonables.

Las empresas tienen hasta el 9 de diciembre para indicar qué metodología implementarán.

Diario Financiero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.