Jge Montt

La idea es desarrollar “el primer barrio sustentable de América Latina”, explican fuentes ligadas a la compañía. Hoy se trabaja en la mitigación vial, que luego será presentada a la autoridad. La inversión en este ámbito llegaría a los US$60 millones

Es un terreno de 16,8 hectáreas; está emplazado frente al borde costero, en plena avenida Jorge Montt de Viña del Mar, conocida también como recta Las Salinas.

Copec -ligado al grupo Angelini- está afinando el master plan para el proyecto que impulsará en el paño. Se espera -afirman fuentes de la compañía- que esto quede listo durante este año.

La idea es desarrollar “el primer barrio sustentable de América Latina”, explican fuentes ligadas a la compañía. Hoy por hoy se trabaja en la mitigación vial, que luego será presentada a la autoridad. La inversión en este ámbito llegaría a los US$60 millones, lo que, entre otros puntos, considera la extensión de Avenida Libertad con el mismo ancho actual.

La empresa se está tomando su tiempo. En efecto, busca desarrollar un proyecto innovador en el único terreno de grandes dimensiones que queda disponible en Viña del Mar.

Originalmente, la empresa tenía intensiones de tener listo el master plan durante el segundo semestre de 2012, para iniciar las primeras construcciones entre 2013 y 2014.

Hoy, el cronograma no está definido. Fuentes no oficiales hablan de un plazo de 12 a 24 meses, lo que dependerá de los permisos.

Tampoco está definida la forma en cómo se desarrollaran las obras.

En un primer momento, Copec había señalado que estaba la posibilidad de desarrollar edificios (ya sean de oficinas o habitacionales, pues es zona mixta) con socios, así como vender paños para que inmobiliarias y constructoras ejecutaran sus propias iniciativas. No obstante, fuentes consultadas afirman que la empresa liderada por el grupo Angelini habría optado por lotear todo el paño, pues el rubro construcción e inmobiliario no está dentro de sus negocios.

Estudios. Consultada oficialmente, Copec dijo que a inicios de 2013, anunció la elaboración de un plan maestro para el terreno, iniciativa que está liderada por la filial Inmobiliaria Las Salinas, donde “se proyecta un desarrollo inmobiliario y de espacios públicos que configurará un nuevo rostro” para Viña del Mar.

Para la realización de este plan, la compañía elaboró las bases e hizo una definición de la visión que quiere imprimir a esta zona. “El mandato de Copec establece que el objetivo es el diseño y desarrollo de un nuevo barrio sustentable en el largo plazo que constituya un proyecto de gran relevancia para la V Región, en particular para Viña del Mar, asegurando las plusvalías que le garanticen la rentabilidad al proyecto”, destaca la compañía.

El plan está siendo llevado a cabo por un consorcio liderado por la firma Urbe Arquitectos, que coordinará el quehacer de doce equipos multidisciplinarios.

Copec destaca que junto a Urbe está la firma internacional de diseño y planificación urbana Sasaki, con sede en Boston, Estados Unidos y reconocida por su diseño del master plan de la ciudad olímpica de Beijing, entre otros grandes proyectos. El consorcio lo integran además las siguientes compañías: CoPaisajismo, de arquitectura del paisaje; Andalué, legislación y asesoría legal; Urbano Proyectos, vialidad y transporte; y Right Way, que verá mercado y análisis económico y financiero; RyV, ingeniería e infraestructura y Florian Schepp, sustentabilidad.

“La primera etapa de diagnóstico y levantamiento de información concluyó satisfactoriamente. Actualmente, el proyecto se encuentra en su segunda etapa de desarrollo basada en un período de estudios preliminares en materia legal, económica, vialidad, transportes, paisajismo y naturaleza, ingeniería, sustentabilidad, etc. Además, se está realizando un análisis de experiencias y casos internacionales que permitan complementar el desarrollo de este plan maestro”, dijo Copec.

PROCESO

Fue a fines del año 2011 cuando Copec quedó como único dueño del terreno, luego que ejerciera la opción de compra que disponía sobre un sitio de 2,5 hectáreas de propiedad de Petrobras, para lo cual tuvo que desembolsar US$22 millones. Actualmente, el paño completo vale unos US$120 millones.

Para quedarse con todo el terreno, previamente Copec había adquirido otros sitios a Exxon Mobil y Shell, petroleras  que junto con la empresa de los Angelini operaban en ese lugar de Viña del Mar.

El empresario Abraham Senerman -socio de Titanium- tenía interés en quedarse con el paño. De hecho, manejaba un master plan para levantar torres de oficinas y viviendas con una inversión de US$500 millones.

Pulso.cl

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.