calor

En este sentido, la agencia espacial estadounidense ha explicado  que,  con excepción de 1998, los 10 años más cálidos, en este registro de   134 años, se han producido desde el año 2000 hasta ahora, siendo 2010 y   2005 los años más calientes registrados

Científicos de la NASA han apuntado que 2013  es uno de los diez años más cálidos desde que se empezaron a realizar  registros de estos datos, en 1880. Concretamente, ha empatado con 2009 y  2006 como el séptimo en la lista. Para los expertos, estos datos  demuestran que continúa la tendencia del aumento a largo plazo de las  temperaturas globales.

En este sentido, la agencia espacial estadounidense ha explicado  que, con excepción de 1998, los 10 años más cálidos, en este registro de  134 años, se han producido desde el año 2000 hasta ahora, siendo 2010 y  2005 los años más calientes registrados.

Es el Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales (GISS)  el que analiza las temperaturas globales superficiales de manera  continua y el que ha publicado, este martes, un informe actualizado de  las temperaturas en todo el mundo durante 2013. La comparación muestra  cómo la Tierra continúa experimentando temperaturas más cálidas que las  mediciones realizadas hace varias décadas.

La temperatura media en 2013 fue de 14,6ºC, es decir, 0.6ºC más  caliente que la línea de base de mediados del siglo XX. Según el nuevo  análisis la temperatura media del planeta ha aumentado aproximadamente  0.8ºC desde 1880.

«Las tendencias a largo plazo en las temperaturas de la superficie  son inusuales y 2013 se suma a las evidencias del cambio climático en  curso», ha apuntado el climatólogo del GISS Gavin Schmidt. «Con  excepciones de años o temporadas que puedan estar afectadas por  fenómenos meteorológicos al azar, existe la necesidad de continuar con  un seguimiento a largo plazo ante estos datos», ha añadido.

Al respecto, los científicos destacan que los patrones climáticos  siempre causarán fluctuaciones en las temperaturas medias de año en año,  pero los continuos aumentos en los niveles de gases de efecto  invernadero en la atmósfera de la Tierra están conduciendo un aumento a  largo plazo de las temperaturas globales.

Cada año, no necesariamente de manera sucesiva, va a ser más  cálido que el año anterior, pero con el nivel actual de las emisiones de  gases de efecto invernadero, los científicos esperan cada década vaya a  ser, aquí sí sucesivamente, más cálida que la anterior.

El nivel de dióxido de carbono en la atmósfera era de  aproximadamente 285 partes por un millón en 1880, el primer año en el  que GISS registro la temperatura, mientras que en 1960, la concentración  de dióxido de carbono en la atmósfera fue de aproximadamente 315 partes  por un millón. Esta medida alcanzó su punto máximo el año pasado en más  de 400 partes por un millón, ha indicado el experto.

Este análisis de temperaturas de GISS es una compilación de datos  meteorológicos de más de 1.000 estaciones de todo el mundo a lo que se  suman los datos de los satélites acerca de la temperatura superficial  del mar y las mediciones de la estación de investigación antártica.

ecoticias.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.