déficit

La última medición oficial contempla que a marzo de 2015 los volúmenes de deshielo, embalses y caudales no alcanzarán las estimaciones previstas, que ya eran consideradas deficitarias

El sector agrícola ha debido aceptar la sequía como un elemento relevante en las últimas temporadas, y parece ser que el efecto de la baja cantidad de precipitaciones agudizará el fenómeno en el norte chico, golpeando al agro.

El pronóstico del Ministerio de Obras Públicas (MOP) advierte que las condiciones de sequía empeorarán durante la presente temporada, que termina en marzo próximo, debido a una reducción en los niveles de deshielo, que se encuentran por debajo del promedio, afectando de mayor manera desde la cuenca del río Maipo al norte.

Esta situación provocará que las zonas más afectadas sean las regiones de Coquimbo y Atacama, mientras que las últimas precipitaciones aumentaron el promedio de los caudales del Maule y Biobío, que son las regiones mejor posicionadas en su situación hídrica, según el MOP.

El ministro de Agricultura, Carlos Furche, se refirió a este tema con preocupación y señaló que aunque la zona norte cuenta con un importante sistema de acumulación, los tranques hoy están vacíos.

“Necesitamos diversificar nuestra estrategia, probablemente también acotar nuestra producción a productos más eficientes en el uso del agua porque necesitamos racionalizar estos recursos”, dijo.

Embalses críticos

Los embalses de riego, sobre todo en los sistemas Puclaro y Paloma, de la región de Coquimbo, han sido declarados en situación crítica según el reporte del MOP, ya que los deshielos no alcanzan a satisfacer la demanda permanente de las cuencas, que en la temporada pasada ya presentaban déficit.

El presidente de la Federación de Productores de Fruta de Chile (Fedefruta), Juan Carolus Browne, explicó que el peor cuadro está en las zonas bajas de los valles, siendo los de Limarí, del Elqui y Choapa, los más afectados por la escasez, lo que a futuro podría incluso desencadenar la desertificación de la zona.

La situación, además, se extendió hacia zonas más centrales, como Valparaíso, donde el MOP ha decretado zona de escasez en varias comunas para implementar medidas de emergencia, como el racionamiento de agua de fuentes naturales, dándole prioridad, además, al consumo humano.

El ministro Furche, por su parte, llamó a considerar la sequía como una situación más estructural que coyuntural lo que requiere mejorar el trabajo público y privado en esta materia. Mencionó acciones como las del comité de aguas subterráneas de Copiapó, donde se aplica tecnología para asegurar un uso más eficiente de los recursos hídricos.

Agregó que el gobierno ha considerado dentro del presupuesto del próximo año recursos para enfrentar la escasez de agua en instituciones como la Comisión Nacional de Riego, donde se contemplan US$ 120 millones para tecnificación; Indap, con US$ 24 millones, y la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP, con US$ 100 millones que destinará a inversión en sistemas de riego y obras medianas.

Otros proyectos de mitigación que se iniciarán en 2015 son la construcción de quince embalses medianos, además del Punilla de la Región del Biobío, dijo Furche.

Los productores más afectados

El titular de Agricultura explicó que las cosechas más golpeadas por el fenómeno de la sequía son la uva, palta y los cítricos, diagnóstico que fue compartido por el presidente de Fedefruta.

El dirigente gremial agregó que las consecuencias más graves de la sequía han sido la merma en la producción y los problemas sociales asociados a ese recorte, como el desempleo y el endeudamiento, que impide que los trabajadores cumplan sus compromisos con la banca.

El vicepresidente de mercado interno de Vinos de Chile y gerente general de la Viña Casa Silva, Mario Pablo Silva, se refirió a los efectos inmediatos de la prolongación de la sequía, los que de persistir este fenómeno, dijo, incluso podrían acabar con las plantas.

“Cuando no hay soluciones a la sequía ni obras de mitigación, la inversión empieza a dejar de hacerse porque la gente tiene miedo que su inversión sea afectada por factores que son incontrolables”, advirtió el viñatero.

Este es un temor que comparte el presidente de Fedefruta, quien estima que esta situación terminará dañando el potencial de crecimiento económico de las regiones.

Pugna legal amenaza el acuífero del río Copiapó

La Región de Atacama enfrenta hace años un complejo panorama hídrico, debido al deterioro del caudal del río Copiapó y con ello prácticamente el agotamiento del embalse Lautaro, su principal reserva de agua.

A esto se suma una nueva amenaza, derivada de una pugna legal que enfrenta a los regantes de la zona, agrupados en la Junta de Vigilancia del río Copiapó, y los dueños de una hacienda, que históricamente se ha abastecido desde uno de los tres afluentes de este curso, el río Manflas.

Si bien el conflicto comenzó hace seis años, recientemente un tribunal de Copiapó ratificó la regularización por parte de hacienda Manflas, ligada a la familia Susaeta, de derechos de agua por un total de 300 litros por segundo en la zona más alta del río, donde poseen una superficie disponible que bordea las 500 hectáreas, dedicadas a la explotación de vides.

Este volumen es equivalente al 30% del caudal del río Copiapó en condiciones normales y no de agotamiento como las actuales.

En la práctica, advierten conocedores del tema, lo anterior implicaría cortar una de las fuentes que permite recargar las aguas subterráneas (acuífero) del mencionado curso fluvial y aportar parcialmente al embalse Lautaro, que es la reserva hídrica del valle de Copiapó.

Apelación

A raíz de esta decisión, la Junta de Vigilancia del Río Copiapó, representada por el abogado Rodrigo Weisner, socio del estudio Puga Ortiz, interpuso una apelación ante tribunales de Atacama.

Los regantes basan esta acción en el impacto que esta decisión judicial tendría sobre todo el proceso de recarga del acuífero.

Entendidos en estos procesos legales, dijeron que independiente del resultado, el conflicto escalaría hasta la Corte Suprema, lo que, considerando los tiempos legales, podría suceder hacia el mes de marzo del próximo año.

Diario Financiero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.